México, 23 May (Notimex).-

Para la española Judith Mateo, considerada la rockstar del violín, publicar seis discos de estudio y cruzar el Atlántico no ha sido fácil, pero asegura que lo ha logrado gracias a su persistencia y confianza en sí misma.

Asegura que nunca se desanimó a pesar de que su profesión la consideraban un pasatiempo

“La mayoría de las artistas suelen ser cantantes no instrumentistas, entonces defender un proyecto como tal y como mujer es el doble de complicado”, expuso, a propósito de la presentación de su más reciente álbum de estudio Radiestesia, compuesto por 10 temas, entre ellos, Malagueña Salerosa.

Aunque emocionada por los tres conciertos que ofrecerá en México, Mateo refirió que al ser instrumentista y no cantante, todo ha sido más complicado y diferente. “Es como nadar contracorriente y darte cabezazos contra la pared”, dijo.

Sin embargo, reconoce que ser muy persistente, tener confianza en ella misma, ser muy “cabezona” y haber recibido una educación donde la música era fundamental, la ha hecho traspasar las fronteras y romper cualquier límite.

De tez blanca, cabellera rubia y alborotada -propia del estilo punk-, Judith Mateo mezcla estilos musicales que van del celta a la clásica, pasando por el folk, el heavy metal, el R&B y el pop, a través de su violín.

“Es un proyecto muy personal, me sale del alma y del corazón, incluso no he tenido una artista en la cual pueda fijarme o decir quiero hacer lo que hace esta persona porque no existe (…) Estoy satisfecha y feliz porque le voy abriendo un camino tanto a los instrumentistas masculinos como a las mujeres, y demostrando que no solo se puede tocar música clásica sino otros estilos”, expresó.

Su debut como escritora

“Llevo 10 años dedicándome a los medios de comunicación y entonces escribir para mí no resultó tan complicado, pues preparo mis entrevistas investigando, así que mi libro 101 canciones con las que te ligarías a cualquiera no supuso una cosa diferente a lo que yo me dedico”, dijo con emoción la entrevistada.

En esta publicación, disponible solo en versión digital en México, la instrumentista habla de los 101 artistas que han sido importantes para ella a lo largo de su trayectoria.

“La idea de recopilar mis 101 canciones preferidas no es otra que el deseo de que conozcas un poquito de los temas que han formado parte de la banda sonora de mi vida, las canciones con las que he llorado, he reído, he vivido, he bailado (…)”, cita en la introducción de su libro.

Entre los artistas que han marcado musicalmente a Judith Mateo, destacan Patti Smith, The Cult, Amy Winehouse, U2, The Rolling Stones, Björk, Nina Simone, Beyoncé, Madonna y hasta Natalia Lafourcade.

No se trata de una descripción biográfica de las bandas o solistas, sino un desarrollo del tema que ha tocado su vida y la investigación que ha hecho de las piezas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here